18 de enero de 2018

Heredera de Fuego

Sinopsis:

Nos encontramos ante el tercer libro de la saga Trono de Cristal de Sarah J. Maas.

En esta ocasión, el rey de Endovier ha enviado a campeona, Celeane Sardothien, a un país vecino para que se desaga de la realeza. Claro está, la chica tendrá en mente otros planes y, aunque se dirija a ese reino, se encaminará a otro lugar para buscar esas respuestas que tanto la atormentan y que tan relacionadas están con el futuro del mundo.


Opinión:

En general, se me ha hecho algo más lento y difícil de terminar que sus dos libros anteriores (Trono de Cristal y Corona de Medianoche). Algo que no me esperaba, habiéndome gustado tanto lo ya conocido. Sobre todo el segundo.

Heredera de Fuego me recordó mucho al comienzo de la saga, donde nuestra intrépida protagonista tenía que entrenar y mejorar sus habilidades (o aprender otras nuevas, como aquí ocurre) en X tiempo para conseguir después algún propósito. Aunque su trama me resultó más entretenida que la otra donde se nos presenta a un amplio grupo de brujas y que me recordó, en algunos momentos, a la primera película de Cómo entrenar a tu dragón. Y tranquilos que esto no es ningún spoiler, si habéis leído los libros anteriores, claro xD No es que no me haya gustado el conocer nuevos personajes, todo lo contrario, eso siempre es algo bueno, pero creo que ciertas partes podrían haber sido algo más ágiles. De todas formas, en este tomo he podido saciar mi curiosidad sobre el pasado de Celeane, así que estoy contenta.

Resumiendo... Me ha gustado y lo recomiendo a todos los que disfruten leer fantasía aunque, por mi parte, le daré a la saga un descansito. Quizás a finales de año vuelva a ella. O quizás antes. No lo sé. De todas formas, la acción y lo interesante de verdad comienza en las últimas 100 páginas (de cuatrocientas y pico) y si, bueno, quedó en un momento interesante y querré seguir descubriendo las aventuras de Celeane pero, lo dicho, tardé en leerlo más de lo esperado.

15 de enero de 2018

El Muerto Enfermo de Amor

Sinopsis:

Ryusuke es un joven estudiante que, por motivos laborales de su padre, debe volver con su familia al lugar donde nació: Nazumi, un pequeño pueblo envuelto casi permanentemente en una capa neblinosa. Allí se reencontrará con antiguos compañeros de clase y recordará la tradición obsesiva que hay entre la población, de ir a los cruces de caminos para que la primera persona que pase le haga una predicción. Estas pueden ser de buena o mala suerte, dependiendo del estado de ánimo que tenga el desdichado al que le pregunten.



Opinión:

Podría decir que este tomo único de Junji Ito me ha llegado a gustar más que la otra obra suya que leí hace tiempo: Uzumaki; quizás porque es algo más ligero a la hora de tratar el tema que aquí nos encontramos, pero ojo, no digo que no tenga sus momentos gore y siniestros, que los hay. Cuando digo "ligero", me refiero a que la lectura me pareció más amena. Conociendo ya al autor, sobra comentar cómo serán algunas de las imágenes que aparecerán. Por lo menos, su lectura se me ha hecho más rápida e interesante, encontrándome con la necesidad de querer descubrir al misterioso personaje que tiene a todos en semejante sinvivir.

Conforme vamos avanzando en la trama, es posible imaginar ciertas ideas y crear teorías sobre cómo será el desenlace que, a partir de cierto momento, se ve venir; aun así, la obra es bastante disfrutable en general y alguna sorpresa hay.

¿Lo recomiendo? Por mí, sí, siempre y cuando os guste el terror; si no... bueno creo que podría ser una lectura curiosa y diferente. Más que nada, el protagonista se centrará en descubrir lo que pasa en ese pueblecito, aunque algunas escenas o situaciones quizás puedan causar algo de pavor si no se está acostumbrado a este tipo de mangas.

11 de enero de 2018

Onmyoji: The Yin Yang Masters

Sinopsis:

Viajaremos al pasado para adentrarnos en la corte de la era Heian (784-1185) donde un malvado onmyoji está compinchado con uno de los ministros del Emperador, sospechoso de querer atacar a su alteza. Para evitar que sufra daño alguno él o su descendencia, contactarán con Abe no Seimei, un famoso y talentoso onmyoji que también reside en Kyoto para que frustre los planes de Dosson junto a su mejor amigo Minamoto no Hiromasa, un noble muy querido y apreciado de la corte.



Opinión:

Esta película ha sido todo un descubrimiento y solo puedo decir lo mucho que me ha gustado pero, empezaré contándoos un poco sobre las creencias en el Japón de antaño.

A mi siempre me ha llamado la atención el tema místico y mitológico, incluyendo esas misteriosas figuras llamadas onmyouji que suelen salir en bastantes manganimes con espíritus y posesiones de por medio como pueden ser X/1999 y Tokyo Babylon de CLAMP o Shaman King de Hiroyuki Takei. Resumiendo mucho, son personas especialidazas es la adivinación y en la magia; es decir, estudian lo esotérico y las ciencias naturales, por lo que también eran conocidos como los maestros del yin y el yang.

Ya que nos hemos metido un poco en materia, os daré mi opinión y repetiré lo dicho unas líneas más arriba: Onmyoji: The Yin Yang Masters me ha encantado. Tanto la historia como la fotografía y la preciosa OST consiguen trasladarnos a esa lejana época donde recorreremos sus grandiosos palacios y lucharemos contra los misterios que azotan a los habitantes de la capital y alrededores junto a nuestro intrépido protagonista.

Para mí, esta película no tiene nada negativo pero, al tener ya sus añitos (creo que es del 2001, por lo menos), quizás la ejecución de los efectos especiales pueda no gustar a todos. Ignorando esto, si os atrae la temática, yo os diría que la veáis. Es muy entretenida y es un disfrute ver cómo era la vida en aquella época, a la vez que la preciosa música de fondo nos encandila junto a las grandes actuaciones de los actores principales.


8 de enero de 2018

Kamisama Hajimemashita

Sinopsis:

El padre ludópata de Nanami, después de acumular una enorme deuda, se marcha dejándola atrás sin dinero, sin hogar y con un montón de problemas. Ese mismo día, nuestra protagonista ayuda a un hombre perseguido por un perro y, este, tras salvarle la vida, le dice que vaya a su casa. Allí será bien recibida. La chica cree en la buena voluntad del extraño y, cuando llega, descubre que la ha mandado a un pequeño templo en la montaña. Y mayor será su sorpresa al ver que se convertirá en la diosa regente del santuario y tendrá a su servicio al zorro guardián y a dos yokai más.


Opinión:

A pesar de que tiene más de 20 tomos en su haber, una cifra que puede echar para atrás de buenas a primeras, es de una lectura tan agradable y divertida, que se disfruta de principio a fin sin siquiera llegar a pensar cuánto queda para el final o cuánto se lleva leído. Además, cuenta con unos personajes muy carismáticos y encantadores, da igual que alguno pueda ser cascarrabias, enamoradizo, atontado o tsundere, que se les coge cariño igualmente.

Y ya que estoy hablando de personajes, no puedo pasar sin escribir lo maravilloso que es Tomoe, el zorro guardián del templo que dirige nuestra protagonista. Tsundere total, pero se le perdona todo. Y bueno, del tengu Kurama, todo un idol cual Johnnys, me quedo con esas apariciones estelares en el instituto, humillo de fondo incluído. Me encanta xD

Tan estupenda historia era imposible que no contara con un anime, así que lo podéis encontrar con varias temporadas y OVAs que más fiel no pueden ser; eso sí, se queda cuando empieza una parte muy interesante y los amigos de Nanami no aparecen tanto, así que leed mejor el manga y luego ya decidíis si os animáis con la serie. A mi me gustó mucho también. Tiene una animación y OST muy bonitas.

En resumidas cuentas, Kamisama Hajimemashita (o también Kamisama Kiss) es de esos manganimes absorbentes y la mar de entretenidos que no hay que perderse. La trama está muy centrada en la mitología y tradiciones japonesas y conseguirá que el lector se transporte a un mundo ancestral del que no querrá salir hasta conocer el final de la historia.

Mi recomendación es que, primero, leáis el manga y luego saltéis al anime porque, si después de ver las dos temporadas que hay, véis las OVAs, os váis a quedar a cuadros porque es el final del todo y se salta la trama de un personaje muy, muy importante y, creedme, no querréis perdérosla.